domingo, 13 de diciembre de 2015

El arte en "Misión: Don Benito de Indias"

Bueno, pues voy a hablar un poco sobre todo el arte que hay en la mini-ambientación y aventura.

Empecemos pues.

Las ilustraciones interiores pertenecen a Jagoba Lukuona, y creo que supo darle ese toque a "Historias de la puta mili" junto con esos pequeños detalles que me encantan en los dibujos de Jan (el creador de SuperLópez). Eso sí, los zombis son igual de mortíferos, jejeje.


El dibujo que viene a continuación fue el primero que me llegó. Ya me gustaba mucho y solo aporté que si se podía ver por algún lado la vibrotizona.

En esta ya aparece la vibrotizona y además se ven a los zombis mucho más dinámicos (o sea, que corren mucho más).


Una parte importante de la aventura: cuando los jugadores se preparan para tomar tierra y deben llevar las mascarillas de oxígeno. La rata descansando me mató, jajaja.


 Entrada en las instalaciones del grupo terrorista LZTSPH (Los zombis también son personas humanas), porque gilipollas hay en todo el universo. Eso sí: El Fary es dios.


El amor puede surgir en cualquier momento y lugar. ¡No le pongáis cortapisas al amor! Aunque sea entre un lejía hecho y derecho y una no muerta.


Una de las ilustraciones que me han gustado más por la cantidad de detalles: La estación de tren/metro es entre la Barcelonete y el Masnou, hay un Curro pintado en el nido de ametralladoras, la cabeza voladora del zombi en primer plano lleva una gorra de la Caja Rural, cabeza que corta un lejía que lleva un parche de nicotina en el hombro. Y por supuesto, El Fary que es el puto amo.

Pasamos a la portada.

Para la portada tanto Borja Puig Linares (el artista), Tiberio (el editor) y yo mismo hablamos bastante.

Empezaré con los bocetos.



Por supuesto, nos quedamos con el segundo boceto. Hicimos correcciones del tipo de quitar la gorra de guardia civil y cambiarlo por un chapiri de la lejión. El texto de la espalda que pasó de "Nasio pa' matá. Yo soy uno grande y libre" a "Nasio pa' matá. Yo soy un nano grande y libre".

La imagen que veis arriba es, a grandes rasgos, la que al final se quedó como final. A tener en cuenta son los siguientes detalles:
En primer término tenemos al cabo, que es más duro que un clavo de ataúd, con varios sietes en la armadura de las piernas (por cierto, marca ACME), el escudo cosido directamente al hombro derecho, en el izquiero una fea cicatriz reconvertida en bolsillo, en la espalda la leyenda "Nasio pa' matá. Yo soy un nano grande y libre", en la nuca un mecanismo de relojería con motor de palomilla y por supuesto cubierto con el chapiri. Porta una vibrotizona, claro.
A continuación los lejías del escuadrón. De izquierda a derecha:
Un lejía que saludando está poniendo los cuernos, a continuación un lejía tuerto con un parche en el ojo, el siguiente con un gorrito de fiesta.
En la acera de enfrente, vemos a una lejionaria (lleva tacones de aguja) hablando por móvil, el siguiente es un lejía gordo y miope y el último es un lejía macho ibético, con ese pedazo de paquete que tiene entre las piernas.
A tener en cuenta son las banderas que hay en la parte de arriba, con el pollo bicéfalo que ha puesto un huevo (entonces es una gallina, no?).

Decir que esta portada tuvo muchas críticas que nos llegaron tanto a mí como al editor, diciendo que parecía un juego facha. Lo que hay que oír.

Se decidió buscar alternativas a las banderas. A continuación las opicones.






La de las gallinas caponatas me hicieron mucha gracia. Se optó por la  última opción y creo que fue una gran elección: con la cruz de San Andrés, el escudo imperial y el gallina bicéfala. Pues ya solo quedaba ponerle las letras y la licencia:




Falta aún un artista:

Este logo lo hizo el señor Miguel Ángel "Cable" a título personal y de motu proprio. Me gustó tanto que hablé con el señor editor y se puso en el interior de "la obra".

Gracias Cable, fue todo un detalle.

Bueno, pues esta entrada se ha acabado. La siguiente supongo que seguiremos con geopolítica, Holanda y tal vez Francia. Hasta entonces, un saludete.