martes, 12 de abril de 2016

¡Lejías del espacio japoneses!

Hoy voy a escribir sobre uno de mis países preferidos para escoger como PJ sin ser un "español de bien": JAPÓN.


Comencemos con un poco de historia.



La vida en el archipiélago japonés es un poco difícil: tras la explosión de su 15ª central nuclear, tiene cerradas sus fronteras. En realidad tras la explosión de la 10ª ya nadie quería ir al país por una razón obvia: el nivel de radiación es tan alto que todos los que querían viajar a Japón tenían que ir con un traje anti-radiación.

Se dice que desde el espacio se puede ver resplandecer los núcleos fundidos de todas sus centrales nucleares. Toda esta radiación en el país ha producido mutaciones entre la población a niveles de pandemia. Se habla de samuráis con cuatro brazos o geishas con seis piernas... Pero todo esto son rumores, ya que nadie que no sea japonés lo ha visto con sus propios ojos. Y los propios japoneses, que ya de por sí son parcos en palabras, se cierran en banda cuando les preguntan sobre ello.

Reclutamiento de un nipón


Para empezar, el japonés en cuestión debe pasar por el C.R.E.O.: Centro de Reclutamiento para la Extranjería Oriunda, que es el organismo que se encarga de habilitar a los no españoles para que puedan servir al imperio como Caballeros Lejionarios (algún día haré una entrada para el C.R.E.O., creo).

A los nipones se les suele asignar el nivel coriano: nivel exclusivo para los japoneses. Los habitantes del sol naciente suelen ser famosos por ser espías (en contra de los intereses del imperio español), pero además se busca que sean capaces de vivir en ambientes sin radiación y que sus mutaciones no sean tan ostentosas como para que pasen como humanos, aunque también puede haber excepciones si el MALEJ lo considera oportuno.

El lejía nipón (o nipona) tiene una desventaja de serie: Japonés. Funciona de forma parecida a Forastero: Excepto los demás lejías, cualquiera que interactúe con él lo ignorará, o lo tratará como a una clase inferior que al resto de la sociedad, descendiendo su carisma en 2 puntos.

Los nipones pueden escoger una desventaja mayor única: Mutante.

Mutante (mayor o menor): Al estar en contacto durante tanto tiempo con la radiación en su país, el japonés ha desarrollado una mutación leve o muy ostentosa. Puede ser que tenga 3 brazos, 3 piernas, 2 cabezas, un rabo, un tercer ojo... Esta desventaja ha de ser consensuada obligatoriamente con el máster. Pongo un listado de diferentes mutaciones y efectos que pueden producir (se pueden inventar más):

  • 3 brazos. Consigue ventaja "Florentino" con katana (sin necesidad de tener los requisitos necesarios para ello). Desgraciadamente, la armadura asistida no le cubre bien, por lo que esta en vez de proporcionar un +6, proporciona un +3. Además de bajar 2 puntos en carisma (pudiendo entrar en negativos si fuera el caso).
  • 3 piernas. Aumenta el dado de fuerza en uno para el límite de carga y aumenta el paso de 6 a 8. Desgraciadamente, la armadura asistida no le cubre bien, por lo que esta en vez de proporcionar un +6, proporciona un +3. Además de bajar 2 puntos en carisma (pudiendo entrar en negativos si fuera el caso).
  • 3 ojos. Aumenta su Notar en 1 dado, desgraciadamente el casco no le cubre bien, por lo que debe ir sin él. Le proporciona un +4, en vez de un +6. Además de bajar 4 puntos en carisma (pudiendo entrar en negativos si fuera el caso).
  • Etc.

Es decir, la desventaja de Mutante proporciona algo bueno y dos cosas malas,

Bueno, pues otro día seguiremos con otra cosa aún más rara... Un saludete

No hay comentarios:

Publicar un comentario