sábado, 16 de abril de 2016

EL C.R.E.O.

El organismo que se encarga de habilitar a los no españoles para que puedan servir al imperio como Caballeros Lejionarios es el C.R.E.O.: Centro de Reclutamiento para la Extranjería Oriunda. El fin último este ministerio es que los espías extranjeros (comúnmente llamados Trasgu en plural o Trasgo en singular) no puedan entrar a servir en la Lejión.

En general, el C.R.E.O. no suele ser muy estricto con los extranjeros, excepto con los irlandeses, los escoceses y los suizos francófonos, que al estar dentro de Inglaterra y de Francia, podrían ser una fuente para la creación de una quinta columna dentro de la propia Lejión.


Hay unas clasificaciones en el C.R.E.O. que designa en valores de 1 a 4 el nivel de peligrosidad de los reclutas extranjeros. Estos son:
  • Nivel Breko: Valor 2. Escoceses, irlandeses y suizos. Es el nivel más peligroso y por lo que tienen que pasar más exámenes que cualquier otro recluta extranjero.
  • Nivel Coriano: Valor 3. Nivel exclusivo para los japoneses. Más que peligrosos por ser espías en contra de la corona española. Se busca que no sean espías, que sean capaces de vivir en ambientes sin radiación y que sus mutaciones no sean demasiado ostentosas como para que no pasen como humanos, aunque también puede haber excepciones si el MALEJ lo considera oportuno.
  • Nivel Diente de Leche: Valor 4. El nivel más bajo de peligrosidad y que se asigna de forma automática a cualquier extranjero que no sea de los niveles anteriores.

Existe, además, un nivel oculto que apenas nadie conoce llamado Nivel Armadillo. Valor 1. Es un nivel que se asigna a los extranjeros que se sabe "positivamente" que son espías. A los reclutas con este nivel se les suele o bien denegar la entrada en la Lejión (que es lo más normal) o bien si le interesa a la S.E.A.T. poder transmitir información confusa o errónea a los enemigos del Imperio, hacerles pasar por el período de reclutamiento y mandarlos a sitios con una alta mortandad lejionaria.

Al igual que con la Inquisición, el C.R.E.O. puede "obligar" a un Lejía o un grupo de Caballeros Lejionarios a que realice alguna misión que quieren que hagan. El MALEJ normalmente no suele dar órdenes en contra, pero sí puede dar misiones complementarias tras conocer por parte del Cabo lo que le ha pedido el C.R.E.O.